domingo, 30 de julio de 2006

Una tarde de río

La noche anterior había sido de celebración. Una por una, pasamos por la silla de honor y nos hicimos la foto, como en navidad, como niños haciendo cola para sentarse en las rodillas de Papá Noel. Los chicos haciendo mutis por el foro, dejaron el protagonismo para nosotras, las bellas donnas de la noche. Fue una noche muy divertida, tan divertida que pensamos que no tenía que acabar, así que haciendo una pequeña pausa para dormir, lavar la cara y poco más, nos fuimos guitarra en mano y botella de champán, a compartir risas, canciones y bocadillos de jamón, (el mío sin queso) a los Molinos de ... da igual el nombre; es un bello lugar en plena naturaleza, lleno de contrastes de luz y color, el cielo parece más azul y el verde más verde y el agua que discurre por el río no parece más fría, ¡es más fría!.

Llegamos y nos hicimos un sitio entre la pequeña multitud. En unos minutos instalamos nuestro campamento y nos fuimos a bañar. El agua fría no hizo sino que calentar los ánimos de algunos de los presentes, como testigo de lo que digo, hay momentos captados por el ojo que lo ve todo dando fe de ello. Y no es para menos. Pieles tostadas al sol brillaban bajo gotas de agua y aceites, diminutos bikinis tapaban lo poco que dejaban a la imaginación, algún que otro bañador reprimía deseos insatisfechos de aquella tarde de sol.

Y cantamos... trocitos de canciones de todas las épocas. No había manera de que nuestro cumpleañero, inquieto hasta la saciedad, nos deleitase con una entera. Y si alguna vez tuvo intención, fue interrumpido por la aprendiza de risas, que aprovechaba la inspiración de nuestro artista homenajeado, para dejar fluir sus pensamientos en alta voz. Pero se lo vamos a perdonar, porque nos mostró una faceta que no conocíamos ni ella recordaba: su vena artística. Nos sorprendió arrancando notas a la guitarra y sacó del baúl de los recuerdos, sus viejas y bellas canciones. Y que bonita estaba. Con su pamela blanca, sus lentes negras, su piel morena y su sonrisa retando al sol.

Y la viuda... radiante, era la felicidad hecha mujer. Contenta por el éxito de sus bocatas –gracias por recordar mis gustos-, disfrutando como hacía tiempo no veía, y orgullosa, muy orgullosa de la tremenda humanidad de su chico, aunque celosa de sus palabras. Lo vamos a mejorar, ¿verdad mi bella viuda?

Y nos reímos, una vez más nos reímos, porque hasta en el río, nuestra nueva integrante del grupo, conocía gente. Y nos reímos ante lo cómico de la situación. La noche anterior nos presentó gente sin parar... sí, sí, sin parar: sin parar de bailar, sin parar de beber, sin parar de hablar... interrumpía TODO, para podernos presentar...

Y la pareja que el agua nos trajo, se unió a la tarde de río.

Y después de brindar con copas de champán, como no podía ser menos en un lugar tan hermoso, pregunté la hora y me fui corriendo. Ni llevaba zapatos de cristal ni eran las doce de la noche, pero es que fuera de los cuentos, la vida no es tan liviana y hay necesidades que necesitamos atender y bueno, ¡que me cerraban el super!

“Aún recuerdo aquel día que nos fuimos a bañar, aquel agua tan fría y tu forma de nadar, en el río aquél tú y yo...”

10 comentarios:

aprendiza de risas dijo...

... y el amor, que nació, de los dos...
¡Qué bonita canción para ilustrar la tarde de ayer, tarde irrepetible. Mira que he ido cientos de veces al río; yo siempre he pasado de piscinas, disfrutando en la naturaleza, río o playa... pero jamás lo había pasado tan, tan, tan bien como ayer con todos vosotros.
¡Qué bien lo has relatado! ¡Perfecta! La tarde... tú...él... nosotros... aysss!
Jajajajajaja

PD: Mañana me voy de vacaciones, con unas ganas impresionantes, pero a la vez, ya os echo de menos...¡cuánto estoy disfrutando de vosotros en nuestra ciudad!

Sharanda dijo...

Q linda forma de moldear las palabras, haces q los momentos sean muy especiales y que se vivan, besos

Alexis Coald dijo...

Gracias por dejar tus huellas en mi casa.

Me gustarón tus letras, viví el paisaje, eres muy descriptiva, volvere

A tus pies

Alexis Coald

fantasía dijo...

A aprendiza: disfruta mucho de tus vacaciones, que el resto, queda a buen recaudo, yo te lo cuido todo, todo y todo :)

A sharanda: gracias por pasarte, me alegra mucho leer q te ha gustado. Besitos

A alexis: y yo que siempre llevo guante blanco...
Por favor, no es necesario, puede usted levantarse... Un placer verle por aqui. Si se levanta le beso...

Anónimo dijo...

aun recuerdo aquel dia...
siempre recordamos.
sobre todo solemos recordar esas situaciones que nos hacen sentir vida
la realidad es que hay otros recuerdos paralelos, que queremos obviar, pero que forman parte de nuestra existencia.
pesada o triste carga.
dresgaciados aquellos que gustan de disfrutar el mal tiempo o el buen tiempo
el pasado no existe, el futuro ...?
el presente....? cuando es presente?
venga mujer.... que no tenemos toda la vida por delante. esto es limitado, temporal.
quieres que sigamos con los cuentos esos?
chin, chin

Corazón... dijo...

Hola guapa :)

...Recordar es volver a vivir, son imagenes que se quedan grabadas en la mente para siempre :)

Me ha gustado volver a tu sitio. Saludos.

;o)

fantasía dijo...

A usuario anónimo: gracias por pasarte a brindar. Por la vida, esa que no está ni delante ni detrás, simplemente nos envuelve...
chin, chin

A corazón: me alegra verte de nuevo.
Besitos desosqsabenarecuerdo

AtiluM dijo...

ahi, esto no era un afantasía?,... fue cierto?... Que envidia me da (sana). Y en este lado del ecuador estamos en pleno invierno!!!
Un beso

Amor dijo...

Qué pena no haber estado. Jo, yo quiero...

fantasía dijo...

A atilum: ¡Claro que es cierto! La realidad siempre supera a la fantasía :)
Otro besito

A amor: No se puede estar en dos sitios a la vez ¿o sí?
Besito de bienvenida