viernes, 21 de diciembre de 2007

Ya llegó la Navidad...

A los que vienen, a los que van, a los de arriba, a los de abajo, a los que sufren, a los que se divierten, a los que ríen, a los que lloran, a los que callan, a los que dicen, a todosssssssssssssssssssss



¡¡¡Feliz Navidad!!!

miércoles, 5 de diciembre de 2007

"Los hijos...

...son las anclas que atan a la vida a las madres." Sófocles

"Y una mujer que sostenía un bebé contra su pecho dijo, háblanos de los Hijos. Y el contestó: Vuestros hijos no son vuestros hijos. Ellos son los hijos y las hijas de la Vida que trata de llenarse a sí misma. Ellos vienen a través de vosotros pero no de vosotros. Y aunque ellos están con vosotros, no os pertenecen. Les podéis dar vuestro amor, pero no vuestros pensamientos. Porque ellos tienen sus propios pensamientos. Podéis dar habitáculo a sus cuerpos pero no a sus almas, pues sus almas habitan en la casa del mañana, la cual no se puede visitar, ni tan siquiera en los sueños. Podéis anhelar ser como ellos, pero no luchéis para hacerlos como sois vosotros. Porque la vida no marcha hacia atrás y no se mueve con el ayer. Vosotros sois los arcos con los que vuestros hijos, como flechas vivientes, son lanzados a la Vida. El Gran Arquero ve la diana en el camino del infinito, y la dobla con su poder y sus flechas pueden ir rápidas y lejos. Haced que la forma en que dobléis el arco en vuestra manos sea para alegría. Él también, además de amar la flecha que vuela, ama el arco que es estable."

Khalil Gibran

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Cielo mío, aunque no seas mío, aunque tu alma habite en la casa del mañana, aunque yo no sea como tú, aunque la vida no marche hacia atrás, eres parte de mí. Vives en un rinconcito de mi corazón. Me enorgullece ser tu madre y verte caminar siempre adelante.
No siempre he sabido doblar el arco, a veces me he sentido como el arquero que dispara sus flechas en la oscuridad... Cariño mío... Decirte que amo la flecha que vuela alto, que amo la flecha en su caída, es decirte, sencillamente, que te amo...
Hoy es un día especial, como especial es cada día que te tengo a mi lado. Hoy cumples años y es día de celebración. Celebremos por todo lo alto que estás aquí, que has venido a la Vida para alegrarnos. Que eres un ser especial con un corazón inmenso, generoso y que sabes perdonar. Que te quiero... y que, gracias por quererme tanto, por volver a regalarme tus risas, tus besos... Nada me hace más feliz que verte sonreír. Te quiero, vida mía...
Lleva contigo siempre en tu corazón los buenos momentos, perdona los malos y déjalos ir. Que no te haga daño querer a las personas que no están a tu lado y nunca pierdas la ilusión.
“Las cosas sólo tienen importancia si las puedes compartir con la gente que quieres, son ellas quienes las hacen especiales”
¿Recuerdas?
Mi amor... sigo siendo tu amiga, tus problemas son mis problemas, tus alegrías las mías. Sé que has crecido, que ya no eres un niño, que ya no me necesitas, pero siempre seguirás siendo mi pequeño, mi niño...

“Feliz, feliz en tu día, amor mío que Dios te bendiga, que reine la paz en tu día y que cumplas muchos más”
(pide un deseo)

¡¡Felicidades!!
Veinticuatro besos de colores, llenos de ternura y de amor, de tu madre, que te quiere..