miércoles, 9 de agosto de 2006

1, 2, 3, difícil... duro ejercicio



"Cuando logro resistir la tentación de juzgar a los demás, los veo como maestros del perdón en mi vida, y me recuerdan que únicamente puedo sentirme tranquilo cuando en lugar de juzgar perdono”

Gerald Jampolsky

11 comentarios:

Àngel dijo...

Juzgar, juzgar, y más juzgar... mil veces juzgamos, y ni una sola vez tenemos derecho a ello. Pero así somos, en los demás juzgamos, lo que precisamente en nosotros mismos echamos en falta. Cuando nos aceptemos a nosotros mismos, aceptaremos a los demás como son... y el juicio, ya no será juicio, será amor.

Precisamente en la sobremesa de ayer discutímos sobre este tema durante horas...

Me parece que nos vamos a ver pronto... ;-)

Un besito, pequeñito, pero bonito.

À.

Mikel Zebri dijo...

Así somos, creemos ser adultos, cuando aún somos niños; queremos ser niños, para conservar la inocencia y la sorpresa;
judgamos porque nos enseñaron,y ahora aprendemos a aprender y escuchar.

El eterno camino del ser humano, una vez iniciado, no sabe donde le deparará el destino.

nuse dijo...

Pero si perdonas es que has juzgado antes....
Juzgar y perdonar, esas palabras estan a mi modo de ver en el mismo equipo, quienes somos nosotros para juzgar a los demas y quienes somos nosotros para perdonarles....

fantasía dijo...

A ángel: creo que el peor juez es uno mismo. No obstante, emitimos tantos juicios, que se nos ha olvida la indulgencia, para ellos... para nosotros...
Te espero con los brazos abiertos (bailando, me paso el día bailando y los vecinos mientras tanto... ejem... que viva la fiesta!!)
Besitos en blanco y verde

A mikel: quiero tener muy cerquita de mí, a la que fuí, a la que soy, a la que siempre llevaré conmigo.
Gracias por la visita y por tus palabras.
Beso lleno de inocencia

A nuse: confucio dijo una vez: cuando veas a un hombre bueno, imítalo. Cuando veas un hombre malo, examina tu corazón.
Sería maravilloso practicar esta filosofía, ¿verdad?
Bueno, ya que para que exista lo uno, tiene que haber lo otro, ojalá perdonáramos más...
¿Quién soy yo para enjuiciar? ¿Quién para perdonar? Un alma dispuesta a aprender, a recordar, a ser...
Besitos querida nuse... ¡ay! estoy un poco nostálgica, no me hagas mucho caso... te quiero...

Alexis Coald dijo...

Que grande es perdonar y que importante es hacerlo
Gracias por dejar huellas en casa

Alexis Coald

IGNACIO dijo...

Sabia cita, cuando no sabemos ni juzgarnos a nosotros mismos.

Nadine Ornelas dijo...

me encanta tu blog, tu forma de expresarte,desde que que encontre tu blog me encanto. felicidades

fantasía dijo...

A alexis: gracias a ti por pasarte por la mía y dejar tu opinión.
Besito agradecido

A ignacio: un placer verte por mi rincón.
Un besito de bienvenida

A nadine: tus palabras me han alegrado la mañana. Gracias a ti. Me alegrará verte por mi aquí.
Besito de alegría

Mary dijo...

te voy a juzgar.....
sigue así, saca todo lo que tienes dentro que es mucho y bueno.La verdad es que me has sorprendido gratamente, me has erizado la piel y me has enturbiado la mirada.No cambies...¡sigue volando alto y teniendo los pies en el suelo!
Un besazo.

fantasía dijo...

A mary: gracias... tus palabras han tenido el mismo efecto en mí.
Y sí, sigo volando. De hecho, esta vez el vuelo me lleva de vuelta a casa...
Un super beso

CLAUDIA dijo...

POCOS SABEN PERDONAR, MUY POCOS,EL MUNDO ESAT REPLETO DE ODIOS, A BASE D E SO VINE LA GUERRA.. PERO SI PERDONO EL MUNDO CAMBIA, O AL MENOS MI MUNDO.. SALUDOS!!