viernes, 18 de agosto de 2006

Una noche de tormenta

¿Alguna vez has escuchado en el silencio de la noche, lo que susurra el viento?

Habla de historias pasadas, de heridas abiertas, de amantes y amadas, de amores prohibidos, de risas y lágrimas. Te cuenta lo que no sabes, se lleva dudas y esperanzas. Trae buenas noticias y arrastra malos presagios.

La otra noche, estando acostada, oí el viento golpear insistente en mi ventana. El cuarto se iluminaba de vez en cuando por el resplandor de los rayos que cada vez mas se acercaban. A lo lejos se oía el romper de los truenos... ¡booommmm!

Era como si el cielo se quebrase y herido por los rayos se encogiese y dejase brotar, primero lentamente, luego con mas fuerza, miles de gotas llenas de angustia.

Me levanté. Una luz cegadora me mostró el camino. Empecé a caminar y me dejé guiar en el ruidoso silencio. El viento enfurecido arrastraba uno tras otro, nubarrones negros, repletos de gotas con ganas de protagonismo.

Desde mi ventana vi algo espectacular. La furia desatada de la naturaleza, desbordada y enfurecida y escuché decir al viento los mas diversos cotilleos.

Mire a través de los cristales como se rompían las gotas al chocar en mi ventana. Sentí toda esa fuerza desatada. Contemplé absorta, como se iban formando inmensos regueros a ambos lados de la carretera, mientras observaba como esas gotas se negaban a morir contra el asfalto y navegaban por improvisados ríos en busca de alguna salida que les ayudase a encontrar el principio de su ciclo. Ví a los árboles bailar al compás del viento, y escuché todos y cada uno de los sonidos; respiré todos y cada uno de los aromas que dejó la tormenta.

Cada sonido es un recuerdo y un repaso a la vivencia. Te ríes, lloras, añoras y viajas en el tiempo a través de tu memoria.... y exploras cada rincón, cada palabra dicha... y respiras con fuerza, tratas de llenar tus pulmones con cada sensación, con cada sentido que ha sido despertado por un ligero olor o recuerdo. Sientes un vacío tan grande que te atraviesa el pecho, una felicidad tan inmensa que se te escapa entre los dedos. Notas el pulso acelerado al compás de la tormenta y como ella, cuando se calma, sientes una paz que te relaja, y al igual que a los lados de la carretera el agua empieza a discurrir con lentitud, la sangre fluye por tus venas con mas serenidad, lentamente.... oyes el sonido ya acompasado de tu corazón... tic, tac, tic, tac...

La tormenta ha pasado. Una suave llovizna queda en su lugar y sientes la necesidad de dejarte acariciar por ella, de sentir la humedad que deja en tu cuerpo, después de limpiar el alma...

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Check out Full Frontal Nudes for the largest fully-searchable collection of free galleries on the net!

AtiluM dijo...

Me encanta la forma con que describes cosas tan simples y las haces tan especiales.
Genial.
Gracias por tu mensaje en mi blog.
Un Abrazo!!

||| hamahiru ||| dijo...

Siempre creí que yo nací un día de viento y que desde entonces lo siento formar parte de mí... He sentido esa furia en forma de ventisca viviendo tu relato.. Gracias.

Nadine Ornelas dijo...

Comparto la misma opinion de atilum, haces que algo tan simple tenga un valor enorme y que te haga sentir algo tan lindo, eres alguien que alegra el dia con tus palabras.Besos

IGNACIO dijo...

Mi sistema nervioso hace que prediga las tormentas con una exactatitud casi asombrosa, más la realidad es en el silencio cuando noto todas esas vibraciones que nombras,como se me agolpan los recuerdos, y me quedo con la mirada fija trás la ventana, y nada veo, solo siento, mis ojos se quedan inmóviles delante del silencio, y en las sombras entreveo, la vida como pasa y pesa.
Es la duermevela que me regenera, y cuando pasa la tormenta mi sistema neurológico, me invita a soñar de nuevo.
Tu prosa es amena.

Kitarosem dijo...

Las tormentas son el paralelo del amor juvenil, adolescente, los mil sentidos de la gloria.
Los chasquidos de la naturaleza
son los chasquidos del amor.
La tormenta, tan irreverente como el sexo, tan sublime, tan libre expresión de libertad.
Conozco las fragancias de las lluvias, conozco el olor del amor.
Conozco la rebeldía de la naturaleza,conozco la calma en el amor.
Después de los truenos, los rayos la lluvia torrencial.... todo muere
las fragancias queman tu alma, te llenan de vigor, la calma retorna a su caudal....muere la naturaleza para emerger de la tierra, limpia y renovada.......

Mikel Zebri dijo...

El maravilloso sueño de una tormenta,
narrado con las palabras del viento.

En una tormenta, me quedo con la fragancia del ozono, la libertad de la lluvia, el estruendo de la explosión.

Un rayo tímido y acogedor.

Alexis Coald dijo...

Uf que belleza de escrito, lo lei dos veces. me encantó, que imagenes que descriptivas.

"¿Alguna vez has escuchado en el silencio de la noche, lo que susurra el viento?"

Contestando tu pregunta, si cada noche cuando cuando el sol se oculta y el mar me lo trae en custodia.
Cariños

Alexis Coald

Silencio dijo...

He vivido tu relato, especial y mágico, me encanta.

El viento me susurra su nombre...., besos

Sharanda dijo...

Me encanta leerte y vivir lo q relatas, besos

Fuego Negro dijo...

...las tormentas que limpian,los fuego que encienden y calientan ,las lagrimas que desbordan,los ojos ciego que miran y apuntan al sol,suponiendolo...el viento frio que trae tu letra me devuelve a ese sitio donde sufria otros frios,donde me calentaba con otras cosas,donde hablar del futuro,era una perdida de tiempo


devuelvo tu visita y emparejo el decubrimiento

salud y mas que suerte

fantasía dijo...

A atilum: gracias a ti, con la simpleza de unas palabras, me has hecho sentir especial...
Besito simplementespecial

A hamahiru: ¡jo! Qué cositas más lindas me decis, gracias...

A nadine: tú acabas de alegrarme la noche, merci.

A ignacio: me alegra ver que sabes de qué hablo...
Un besito intempestivo

A Kitarosem: una buena observación! Entiendo tu punto y de algún modo lo comparto.
Gracias por el "punto"

A mikel: yo también me quedo con los aromas...
Besos enformadenido

A alexis: afortunado tú que puedes disfrutar de tanta belleza, he sentido "envidia", pues he recordado una tormenta que me despertó a las cuatro de la mañana y la seguí hasta el mar...
Besitos nostálgicos

A silencio: la naturaleza es vida, la vida es magia...
Besitos satisfechosporelsusurro

A sharanda: el encantamiento es mutuo, un besitoencantado

A fuego negro: espero que el viaje haya sido satisfactorio. Gracias por tus deseos, son bienvenidos.
Besito de bienvenida

Alexis Coald dijo...

Volví a leerte, me encanta
Cariños

Alexis Coald

fantasía dijo...

A alexis: me encanta que te encante :)