jueves, 21 de septiembre de 2006

El juego del escondite



















Muy buenas chicos/as. Como sabéis, ya me he mudado, aunque no instalado, pues estoy con reformas, -es lo que tiene el haber estado mucho tiempo fuera de casa-. Os decía que, como no tengo tiempo para sentarme tranquilamente y contaros cositas, he buscado algo por mi pc y he encontrado esta hermosa leyenda que un día llegó a mis manos y que habla de los sentimientos. A mi me gustó mucho, ya me diréis qué os parece a vosotros.

Besitos pasadosporagua


Dicen que una vez se reunieron todos los sentimientos y cualidades del hombre. Cuando EL ABURRIMIENTO bostezaba por tercera vez, LA LOCURA, como siempre tan loca propuso: "Juguemos al escondite". LA INTRIGA levantó el ceño extrañada y LA CURIOSIDAD sin poder contenerse preguntó: ¿Al escondite? ¿Y eso cómo es?

Es un juego, explicó LA LOCURA. Consiste en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón. Mientras, vosotros os escondéis. Cuando yo haya terminado de contar, os buscaré y el primero que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.

EL ENTUSIASMO bailó secundado por LA EUFORIA y, LA ALEGRIA dio tantos saltos que terminó por convencer a LA DUDA e incluso a LA APATIA, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar, LA VERDAD prefirió no esconderse. ¿Para qué? Si al final siempre la hallaban. La SOBERBIA pensó que era un juego muy tonto, en el fondo lo que le molestaba, era que no hubiese sido idea suya, y LA COBARDIA prefirió no arriesgarse.

"... uno, dos, tres..." empezó a contar LA LOCURA.

La primera en esconderse fue LA PEREZA, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino. LA FE subió al cielo y LA ENVIDIA se escondió tras la sombra de EL TRIUNFO, quien por su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. LA GENEROSIDAD no alcanzaba a esconderse, cada sitio que encontraba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos, que si un lago cristalino para LA BELLEZA; que si la rendija de un árbol perfecto para LA TIMIDEZ; que si el vuelo de una mariposa lo mejor para LA VOLUPTUOSIDAD; que si una ráfaga de viento magnífico para LA LIBERTAD... y así, terminó por ocultarse en un rayito de sol.

EL EGOISMO en cambio encontró un sitio muy bueno desde el principio; ventilado, cómodo, pero sólo para él. LA MENTIRA, se escondió en el fondo de los océanos; mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris y LA PASIÓN y EL DESEO, en el cuarto de los volcanes. EL OLVIDO... ¡se me olvidó dónde se escondió!, pero eso no es lo importante...

Cuando LA LOCURA estaba contando "... 999.999..." EL AMOR aún no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo estaba ocupado. Al final divisó un rosal y enternecido, decidió esconderse entre sus flores.

"...1.000.000..." contó LA LOCURA, y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue LA PEREZA sólo a tres pasos de una piedra. Después se escuchó a LA FE discutiendo con Dios sobre zoología. A LA PASION y a EL DESEO, los sintió, en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a LA ENVIDIA y claro, pudo deducir dónde estaba EL TRIUNFO. EL EGOISMO, no tuvo ni que buscarlo, él solito salió de su escondite, resultó ser un nido de avispas.

De tanto caminar, sintió sed y al acercarse al lago, descubrió a LA BELLEZA y a LA DUDA la descubrió enseguida; fue muy fácil, la encontró sentada cerca sin decidir todavía de qué lado esconderse. Así fue encontrando a todos: EL TALENTO entre la hierba fresca; a LA ANGUSTIA en una oscura cueva; a LA MENTIRA detrás del arco iris, mentira si estaba en el fondo de los océanos; y hasta encontró a EL OLVIDO, que ya había olvidado que estaba jugando al escondite. Pero sólo EL AMOR no aparecía en ningún sitio.

LA LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta y cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal. Tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas. De pronto un doloroso gritó se escuchó. Las espinas habían herido los ojos de EL AMOR. LA LOCURA, no sabía qué hacer para disculparse; lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que se jugó por primera vez al escondite en la tierra:

"EL AMOR es ciego y LA LOCURA siempre lo acompaña"
Anónimo

9 comentarios:

RomeoDigital dijo...

Me encanta la leyenda, pero no acabo de estar de acuerdo, pues;
¿no hay que estar loco para no amar?, puesto que el amor es la razón de ser de todas las cosas
¿no están ciegos precisamente los que no ven el amor que les rodea? pues todos somos amor en esencia...

Si es verdad que la locura esta cerca del amor, pero si para querer hay que ser ciego y loco, me apunto sin pensarlo, pues sino, sería un iluminado y un tonto...

Besos ciegosylocos...

Alexis Coald dijo...

Hay sabiduría en estas letras, excelente post y fotografía.
Cariños

maribel dijo...

me encanto el relato y que decir , que hay que ver bien que locos podemos ser... estupendo como siempre pero no nos dejes esperando tantos dias para leerte porque es un placer...besos

Mikel Zebri dijo...

Me ha encantado!!

Además, poder leer una leyenda sobre su origen ya que para románticos como yo, amor y locura siempre andan de la mano.

AtiluM dijo...

Este cuento lo escuché muy bien relatado hace varios años en una radio. Luego también me llegó pro mail. Es estupendo.

Al amar a alguien se puede ser siego, pero para quererlo se necesita una visión profunda.

Besos.

fantasía dijo...

A mi romeo: Supongo que la frase "el amor es ciego y la locura siempre lo acompaña", se refiere a que cuando amamos no vemos ningún obstáculo, ningún inconveniente, ningún problema y hacemos cosas que en otro estado "mas cuerdo" no se nos ocurriría. El amor nos da ese empujón de valentía (locura)que evita ver los obstáculos.
Besitos deojosabiertos

A alexis: hay mucha belleza, ¿verdad?
Un besito desde el lago

A maribel: qué poder tiene la palabra!!! has dicho q te gustaba leerme y me he puesto manos al teclado :)
Gracias por pasarte

A mike: pues habrá que cuidarte, porque ya no queda mucho romántico :)
Besitos

A atilum: es un bonito cuento. No hay duda que amar, es querer con los ojos abiertos. Al menos, así me gustaría a mí querer y que me quisieran.
Otro besito deojosabiertos

Marandua dijo...

lo conocia y siempre se agradece encontralo nuevamente.
saludos

RomeoDigital dijo...

Así es... y de acuerdo estoy contigo, el amor nos ayuda a hacer cosas a las que no nos atrevemos, y a veces nos lleva a hacer cosas, que quizás, no queremos.

Pero así es el amor, loco, irracional, incontrolable...pues no atiende a razones ¿o eso es la pasión, disfrazada de amor?

Sea como sea, bienvenido a mi casa, a mi corazón, llénalo todo, y ven como quieras, con locura o sin ella, que aquí tienes las puertas abiertas, pues de amar nunca me he arrepentido.

Besos añorados.

Anónimo dijo...

Bueno me encanata este relato. Que segun un libro de español "lenguaje total 2" que utilice cuando cursaba 8º grado en 1990.
El Autor es de un Pamplones (Pamplona Colombia o Pamplona España)

Llamado Leonel Castellanos

Saludos desde Cúcuta Colombia