jueves, 16 de agosto de 2007

Sabías qué...

"Cuando se entrena a elefantes pequeños, los entrenadores usan una cadena grande y la atan a la pata del elefante, y luego atan la otra punta a una barra pesada de hierro que está anclada profundamente en la tierra. El elefantito tira un día hasta que se duerme agotado y al día siguiente lo vuelve a intentar, y al otro día, y al otro… Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal acepta su impotencia y se resigna a su destino. Este proceso ocurre a lo largo de dos o tres años. Entonces el entrenador toma una pequeña estaca y la entierra, y amarra al elefante con una cuerda. El elefante, basándose en las experiencias pasadas, nunca trata de mover la estaca. Es así que un enorme animal se transforma en la víctima de un frágil pedazo de cuerda y está amarrado tan firmemente como lo estaría con cadenas de hierro."

¿Te ha pasado alguna vez como al elefante? ¿Te sientes víctima de tu pasado? ¿Qué te mantine atrapado? ¿Cuál es tu estaca?

Grabamos en nuestra memoria el "no puedo, nunca he podido".
No olvides que todo lo que hace falta es mirar con nuevos ojos, pensar de una nueva manera para quedar totalmente libres...

16 comentarios:

Emma dijo...

Es increíble como un animal tan grande como un elefante puede dejarse vencer por un objeto tan pequeño. Me ha pasado mil veces. Y sé que me va a seguir pasando. Ha de ser el lado animal de los animales "racionales"

La_EsPeCtAdOrA dijo...

gran post!!!..no hay nada como mirar adelante..volteandose solo de vez en cuando a mirar el pasado..y tan solo para corregir errores..suerte..

Belén dijo...

Esa historia me marco por siempre... me la dijo un paciente hace tiempo que la leyó en un libro de Bucay...

Quien mejor que tu para plasmarlo en un blog? como no, tenias que ser tu...GUAPA!

Besos

mi despertar dijo...

Mi querida fantasía. NO--Nunca me he sentido víctima de mi pasado. Dolida sí, pero una no puede cambiar el destino de muertes o lo que sucede a tu alrededor. No victima ---y¿sabés por qué???Porque trato de aprender de mis errores, de ser menos niña caprichosa y crecer a diario. Te invito a que contestes mi texto tus palabras las siento muchas veces como mias, y me interesa tu consejo. Besos de chocolate para vos

gansumino dijo...

opino que es muy triste lo que cuentas y que de alguna manera todos tenemos nuestra pequeña cuerda que nos ata como una cadena.
Un beso

Nachete dijo...

Eres tú quién decide vivir atado, ya sea a tu pasado o a tu presente. A veces incluso a tu futuro, cuando hay gente a tu alrededor que desea que seas algo grande el día de mañana. Depende de la personalidad de cada uno, de si se es conformista o inconformista. Pero es que aún siendo inconformista, te vas a encontrar con estacas, aunque sean simplemente las limitaciones de tu cuerpo, ya tienes una estaca que te está quitando libertad.

Un beso y muy buen blog.

Agua & Fuego dijo...

La verdad es que nunca he sido víctima de mi pasado... nunca me he sentido atadado en contra de mi voluntad...
No conocía esa técnica en la doma de elefantes... la verdad es que resulta cruel.
Un beijo desde las llamas, atentamente LicánTropo.

Enzo Antonio dijo...

Repudio cualquier acto de crueldad con los animales y esta verdadera tortura del elefante no la conocía.
Por suerte no soy víctima de mi pasado, ni tampoco me ata nada al pasado como para no sentirme libre, incluso las penas sobretodo de amor las trato de superar lo mejor posible y rapidito.
Buen post amiga!!
besitos.

CinQue dijo...

Escierto,tengo mis ataruras que necesito dejar atras...

Muaaaa.

anngiels dijo...

PASÉ AÑOS ATADA COMO EL ELFANTITO, ME COSTÓ MUCHO LOGRAR LA LIBERTAD
UN BUEN TEXTO PARA MEDITAR

UN BESO Y GRACIAS POR TU VISITA

ANNGIELS

IGNACIO dijo...

A mis cerca de cincuenta menos alguno, he sabido romper estacas y cuerdas, y no me acuerdo de la barra pesada, pero me acuerdo muy bien de los paisajes que veía.

Y de ahí si que aprendí.

Libertad es obrar o no de una forma u otra.

Aún sabiendo que es complicado romper completamente con el pasado.

Bs.

Xavier dijo...

Curioso... ese mismo relato esta escrito por completo en mi blog, porque es una historia que habla y mucho de nuestras limitaciones autoimpuestas...

Siempre em gusta recordarlo... gracias por hacerlo...

Un beso

Alucard dijo...

Circunscribo que el fracaso en condición para nuevos bríos de victoria. Aunque la cadena parezca fuerte, uno de sus eslabones no lo es y se romperá ante el esfuerzo propio.

F. Ezra dijo...

¿Y en realidad la libertad en sí no es más que el reflejo de lo que quieres hacer con tu propio yó? De hecho creo que en muchas ocasiones nosotros somos los que ponemos nuestras propias estacas, quienes buscamos un miedo o una carencia para dejar de avanzar. Si en realidad quieres algo no dejes de intentarlo, quizás el elefante sea un enormen animal pero me creo capaz de controlar mi propio destino, por así llamarlo.

Solo busca cuanto quieres y lucha por ello.

Un beso. F.Ezra.

Anónimo dijo...

KRLS:Yo siento que siempre encuentro algo que cambiar, algo que mejorar, parecería que aunque tengo conciencia de mis errores, y mis allegados me los viven marcando, aun sigo cometiéndolos. Escuche por ahí “así soy y no voy a cambiar debes aceptarme como soy”. Entonces donde queda la facultad del hombre de pensar, de mejorar. El hombre sabe que sigue el camino hacia su fin y no hace nada por cambiarlo. Es victima de su pasado y no lo reconoce.

Si, mi reina dijo...

El pasado ata. Y reprime. Y no hay como borrarlo. Es asi como somos tan impotentes como el pobre elefante. Hay q hacer del presente algo lindo, en fin.
Besos